Subcontratación: trabajo precario, garantía de fracaso

En los últimos 10 años, y especialmente en los últimos 5, se ha puesto muy de moda subcontratar servicios y proyectos a otras empresas. La teoría de que la empresa debe dedicarse a su actividad principal, y dejar en manos de otras empresas supuestamente expertas el resto, ha ido creciendo hasta ser prácticamente un dogma de fe. Esta teoría se basa en que de esta manera la empresa puede dedicar todo su esfuerzo a ser competitiva en su sector y ahorrar costes. Al no tener tanta plantilla ahorra en recursos humanos, oficinas, medios.. y para asegurarse de que la empresa subcontratada realiza bien su trabajo, tiene farragosos contratos donde se recogen las calidades que tiene que cumplir el servicio o producto y las penalizaciones en caso de que no sea así.

Esta es la teoría. Pero solo es eso, teoría. ¿Cuál es la práctica?. Pues que los grandes gurús de la gestión empresarial que decidieron subcontratar, no tienen ni la más remota idea de lo que sucede después.  Sin mucho esfuerzo, podemos desmontar todos los argumentos uno por uno:

al tener menos plantilla la empresa reduce costes: FALSO. Por ejemplo, si la empresa necesita tener a una persona como programador para mantener una aplicación, le cuesta unos 35.000€ al año en salarios, más 3000 en formación, más 2000 para reemplazarla en vacaciones. Si lo subcontrata le cuesta 72.000€ al año.

el servicio es de mayor calidad, porque la empresa subcontratada es experta: FALSO. El objetivo de  la empresa subcontratada no es dar un buen servicio, es ganar dinero. Probablemente pondrá a la persona o personas que más barato le salgan, personas sin experiencia que difícilmente podrán ofrecer un trabajo de calidad

como el personal es externo, no tenemos que preocuparnos de la calidad de su trabajo: FALSO. Está demostrado que las empresas que subcontratan tienen que disponer de personal en plantilla para gestionar y verificar el trabajo del personal externo. Además de pagar por el servicio, hay que gastar dinero en controlar que servicio se está obteniendo.

al firmarse un contrato, se consigue que la empresa subcontratada cumpla lo acordado: FALSO. En el caso que se piense que la subcontrata no cumple, hay que demostrarlo ante un juez. Dada la lentitud de la justicia, para cuando consigamos que un tribunal nos de la razón, puede que sea demasiado tarde.
Lo que realmente parece es que el departamento que subcontrata quiere eximirse de su responsabilidad y cargarla en otra empresa. Pero al final, es ese departamento quien tiene que responder ante la dirección de la empresa, la responsabilidad sigue siendo suya.

Además de todo ello, hay que tener en cuenta que personal subcontratado jamás podrá trabajar con la motivación e interés que el personal de plantilla. Con malas condiciones en su empresa, con un trabajo que para dicha persona es temporal y estando siempre en peores condiciones laborales (horario, vacaciones,…) que los trabajadores de la empresa subcontratante,  difícilmente podemos pedir que su rendimiento sea óptimo. Sin dejar de lado el rechazo que provoca en la plantilla el ver  como planea sobre sus cabezas la desaparición de su puesto de trabajo.

En Seame, ya hemos sufrido las consecuencias de estas brillantes y modernas estrategias empresariales. Se inicio un proyecto para subcontratar toda la informática con una consultora multinacional y el resultado fue un tremendo batacazo, suspensión de contrato y cambio de empresa subcontratada.

Desde el comité de TKE Seame mostramos nuestro rechazo por la subcontratación y abogamos porque las empresas contraten directamente a los trabajadores y trabajadoras. Pensamos que esta es la única manera de tener empleo estable y de calidad, condiciones necesarias para el buen funcionamiento de la empresa. Es la única manera para evitar los conflictos laborales que a nadie, ni a empresa ni a trabajadores, benefician.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.